MENU


Modelos de la empresa familiar

Por Jorge Peralta
Julio, 2019.

Al estudiar a la empresa familiar y su complejidad nació la necesidad de identificar los distintos tipos de empresa familiar existentes. En este análisis Alberto Gimeno (2009) organizó la existencia de seis tipos de empresas familiares basados en su complejidad, a los que denominó  “Modelos de empresa familiar”. Al organizarlas de esta manera facilitó la comprensión del impacto de la complejidad de la familia y la empresa en el sistema de la empresa familiar, lo que nos conlleva a la necesidad de generar estructuras de orden acordes a esta complejidad para profesionalizarlas.

Los modelo propuestos por Gimeno son:

Modelo Capitán (Modelo unipersonal)
Este modelo de empresa tiene una baja complejidad familiar con pocos miembros de la familia trabajando o participando en la empresa. En este modelo la empresa familiar es la extensión de un líder que hace y deshace según su buen criterio. La propiedad y la gestión son indivisibles y el valor a la empresa lo aportan los gestores. La separación entre la propiedad y la gestión no tiene sentido, ya que son los propietarios los que deben gestionar la empresa. Sin embargo, la pérdida de vitalidad del fundador conlleva a la pérdida de la vitalidad de la empresa.

Usualmente es una empresa familiar en primera generación que tienen un ciclo de vida de 28 años en el mercado. Su pensamiento es “Alguien debe ser el líder de la familia y la empresa”.

Modelo Emperador (Modelo unipersonal)
En este modelo la complejidad está más presente con más miembros de la familia involucrados, es decir presenta una complejidad familiar alta y usualmente conviven dos generaciones o más que trabajan de manera conjunta. La empresa depende fuertemente del fundador, de sus características y motivaciones. La institucionalización es muy baja, pues tiene poco sentido que haya un órgano de gobierno que “le mande” al fundador. La relación familia - empresa está centrada en lo laboral y el compone de propiedad es prácticamente inexistente en la generación menor. 

Su ciclo de vida tiene una edad media de 41 años en el mercado. El pensamiento predominante es “Alguien debe ser el líder de la familia y la empresa”.

Modelo Equipo Familiar
Este modelo presenta un nivel de complejidad de la familia alto dentro de una empresa poco compleja donde la familia tiene una alta dedicación a la empresa. La empresa es un lugar de trabajo para los miembros de la familia y su objetivo es generar estatus profesional y seguridad económica a sus miembros. No hacerlo implica no estar interesado en la empresa familiar, y por lo tanto, no obtener tampoco renta de ella. La institucionalización está mas desarrollada y la comunicación permite que se puedan tratar temas difíciles.

Su ciclo de vida promedio es de 30 años pudiendo mantenerse por más tiempo si se reduce la complejidad de la familia. El pensamiento predominante es “La familia trabaja unida al servicio de la empresa”.

Modelo Familia Profesional
En este modelo el nivel de complejidad de la familia es bajo dentro de una empresa con un nivel de complejidad alta, pero que es dirigía profesionalmente con una estructura desarrollada. Este modelo rompe con el concepto de “igualdad familiar”, es decir que los miembros de la familia no se relacionan entre sí en función de su jerarquía familiar. Un aspecto relevante de este modelo es la diferenciación entre persona y rol. Lo que permite que una misma persona pueda “desempeñar” distintos roles en la misma empresa familiar.

El ciclo de vida de este modelo de empresa es crecer los primeros diez años, luego experimenta un gran periodo de estabilidad; y a partir de los 40 años inicia su decrecimiento. El pensamiento predominante es “La familia dirige la empresa con gran exigencia”.

Modelo Corporación
En este modelo la complejidad de la familia es muy alta dentro de una empresa igualmente compleja donde la familia gobierna. A diferencia del Modelo Familia Profesional este modelo corresponde a una familia propietaria, significando que la familia se entiende a sí misma como responsable del éxito de la empresa sin necesidad de que, necesariamente, un miembro de la familia ocupe la gerencia general de la empresa. El gerente es “un empleado” a quien los propietarios retribuyen para que dirija la empresa hacia donde la familia desea llevarla.

El ciclo de vida promedio es de 61 años. El pensamiento predominante bajo este modelo es “La familia es propietaria, los directores son empleados”

Modelo Grupo de Inversión Familiar
Para que pueda darse este modelo se requiere que se haya producido un excedente económico importante. Este excedente puede provenir de una empresa familiar en funcionamiento, de una empresa que se haya vendido, o incluso de bienes patrimoniales procedentes de generaciones anteriores. Bajo este modelo la familia mantiene inversiones conjuntamente, pero no se responsabiliza de la gestión de las empresas, y por lo tanto, la relación entre la familia y sus inversiones debe ser distinta de la relación entre la familia y su empresa familiar.

Es ciclo de vida no esta definido para este tipo de empresa. El pensamiento predomínate bajo este modelo es “La familia tiene un portafolio de inversiones, pero no es responsable de la gestión de las empresas”.

Referencia 

A. Gimeno et al (2009). Modelos de empresa familiar: soluciones prácticas para la familia empresaria (1era. Edición). Barcelona, España: Deusto Ediciones.


 

REGRESAR